Semana del 30 de marzo al 6 abril / Blog

Semana del 30 de marzo al 6 abril

 

Estar a bordo del Southern Cross ha sido una experiencia inolvidable. Hemos disfrutado de un gran buceo y de un ambiente muy bueno dentro del barco. La tripulación ha sido maravillosa estando atentos a todo en cualquier momento.Espero poder volver con Eva y Judith para volver a disfrutar de esta maravillosa experiencia.

 

Viajar  y conocer todos estos maravillosos lugares ha sido una experiencia increíble, para mi, el mejor viaje de buceo que he hecho nunca. Ha sido impresionante poder disfrutar de inmersiones como la del ballena, la de las mantas, u otras muchas cosas más. Ha sido un placer estar a bordo de el Southern Cross, y espero que sea la primera de muchas veces que pueda estar aquí, con estas dos maravillosas instructoras como son Judith y Eva.

 

Decir que Maldivas es un paraíso no es descubrir ningún secreto. Pero hay que estar aquí, poder admirar las diferentes tonalidades de azul que dibujan estas aguas, sumergirse en ellas y descubrir cada una de las maravillosas criaturas que viven aquí, y solo así se puede entender los sentimientos y emociones que se viven cada minuto cuando vienes a Maldivas.

Si además de todo esto, tienes la fortuna de poder compartir estos días con personas entrañables y profesionales de primera línea como sois vosotras, Judith y Eva, no se puede pedir más. O sí, se puede pedir volver otra vez. Nos marchamos con la pena de acabar unas vacaciones fantásticas y haber vivido unos buceos increíbles, pero con la esperanza de estar pronto de vuelta. Gracias por todo y hasta pronto.

 

No tengo palabras para expresar todas las sensaciones y emociones que me llevo dentro.Sin duda alguna, este viaje a superado mis expectativas, ha sido maravilloso.Por el barco y su tripulación, la gente, las increíbles inmersiones, pero sobre todo por las sirenas del Southern Cross, Judith y Eva que me han hecho disfrutar de cada segundo en el azul.

Personas maravillosas, atentas y pacientes. Gracias por todo, es increíble el inmenso esfuerzo que hacéis cada día para hacernos felices bajo el agua, por tener siempre la mejores de las sonrisas y trasmitirnos vuestra emoción.

Me voy con el mejor de los sabores que puede tener un buceador, me voy feliz y satisfecha, emocionada y embrujada por lo que han visto mis ojos y mi corazón .

Gracias otra vez por hacer este viaje mágico para mi, habrá un antes y un después que jamás olvidare.

Con todo mi cariño, Sonia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *