Un dia a bordo de un crucero por Maldivas / (Esp.) Blog

Un dia a bordo de un crucero por Maldivas

Realizar un crucero de vida abordo en Maldivas es la mejor opción para cualquier buceador, ya que ofrece ventajas que permiten aprovechar el tiempo al máximo cumpliendo el objetivo de conocer mas el país, relajarse y lo más importante un buceo de calidad.

Por la mañana se despierta a la gente media hora antes del primer briefing, los horarios los vamos marcando según la navegación que tengamos y sobre todo como este la corriente, que es la que gobierna y de la cual según de donde venga nos aprovechamos para cumplir nuestros objetivos. Mientras la gente va despertando y tomando algo ligero como primer desayuno, nosotros, los guías, no dejamos de mirar al mar para asegurarnos que nuestro plan es el correcto.

Toque de campana y ya todos atentos y preparados para terminar el primer briefing y saltar a nuestro dhoni  (embarcación que utilizamos para bucear). Normalmente tenemos unos 10 minutos de navegación hasta el punto de buceo, los cuales aprovechamos para vestirnos tranquilamente, ya que los equipos quedan montados para toda la semana. Comodidad que la gente agradece.

Finalizamos la primera, ya emocionados con una gran sonrisa sabiendo que quedan 2 o 3 buceadas mas y un buen desayuno con huevos o tortillas al gusto, fruta, cereales, bollos hechos en el día…etc  esperandonos a bordo. Desayunamos comentando como nos ha ido y ponemos hora para la siguiente inmersión, dejando a la gente que se relaje mientras el barco navega hasta el próximo punto.Hay quienes optan por piscina y tomar el sol, por leer o mirar las fotografías que han hecho y otros por seguir charlando compartiendo experiencias con nosotros, mientras no quitamos ojo al mar por si aparecen delfines a visitarnos.

Toque de campana,briefing  y segunda inmersión,la comida esperandonos a bordo y momento de relajase,esta vez suele acabar en una siestita en la proa a la sombra y con la brisa del mar o repartidos por los sofás del salón.Hay que coger fuerzas para la siguiente.

Toque de campana, briefing y tercera inmersión del día y si no toca nocturna, día completado y con creces porque en Maldivas hay días muy buenos y días increíbles.

Después de merendar un poquito y la ducha,ofrecemos a la gente el poder conectarse un rato a internet para comunicarse con los suyos, mientras tanto otros seguimos charlando, mirando las fotos y vídeos realizadas en el día, comprobando en el libro de peces lo que hemos visto y tomándonos algo relajadamente.

Pero todos esperamos juntos poder disfrutar del atardecer maldivo siempre tan especial. Al poco de ponerse el sol, la cena nos espera y es al terminar cuando informamos de la hora de despertar y del plan del día siguiente.

Por las noches el punto de encuentro suele ser la proa donde nos juntamos todos para seguir charlando y conociéndonos. Si estamos en buena zona de pesca podemos acompañar a la tripulación que lo hace desde la popa del barco o subir a la cubierta superior a disfrutar del cielo y las estrellas.

Poco a poco la gente se va a retirando a los camarotes con ganas de que ya sea un nuevo día para volver al agua.

Esta es una pequeña idea de lo que normalmente sucede un dia a bordo pero es imposible plasmar con palabras todas las sensaciones,emociones,sueños cumplidos y felicidad que vivimos allí.

Cada día es un constante aprender para nosotros y no solo en buceo y corrientes sino con la gente que nos visita.Todo un placer ver las caras de felicidad desde esa llamada por la mañana hasta que nos damos las buenas noches.

 

6 risposte a “Un dia a bordo de un crucero por Maldivas”

  1. I will right away grab your rss feed as I can’t to find your email subscription link or e-newsletter service. Do you have any? Please permit me know in order that I may just subscribe. Thanks.

  2. I couldnt have said it any better to be honest! keep up the awesome work. You are very talented & I only wish I could write as good as you do 🙂 …

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *