Colaboración y reconocimiento de Manta Trust (4 de 4) / (Esp.) Blog

Colaboración y reconocimiento de Manta Trust (4 de 4)

¿La manta raya tiene dientes?

Sí, las mantas rayas tienen alrededor de 300 hileras de diminutos dientes, cada uno del tamaño de la cabeza de un alfiler. La corona de cada diente tiene una superficie roma con tres crestas débiles. Estos dientes son a menudo indistinguibles de los dentículos (escalas) en el interior de la boca y no se utilizan para la alimentación, pueden jugar un papel en el cortejo y el apareamiento de la manta raya.

Amenazas

Una de ellas son las redes de pesca de arrastre en las que tanto mantas como otras especies quedan atrapadas en ellas sin posibilidad de escapar. Otro problema adicional son las boyas de fondeo, ya que al ser una línea que atraviesa el mar de arriba a abajo, y debido a que como ya comentamos la visión de las mantas es relativamente buena hacia adelante pero no cubre el 100% del campo de visión, si no la ve queda enganchada. Como no puede nadar hacia atrás, lo primero que hace es empujar con fuerza hacia adelante hasta crear un arco, cuando ya por fin decide escapar de ahí, da una vuelta arrastrando la boya hacia abajo, liándose ella sola y muriéndo. Afortunadamente, esto no sucede muy a menudo.

Las amenazas por pesca con redes y fondeos son ridículas comparadas con lo que realmente daña la supervivencia de las mantas, que es la pesca para fines comerciales de estos animales. Se pescan en todo el mundo, por ejemplo en Mozambique, Mexico, Indonesia, Sri Lanka y en el Mar de Cortés. La principal razón de su pesca son las branquias, ya que su carne no es buena para el consumo humano. En el mercado de Sri Lanka, se vende más barata que el atún más barato (2$ el atun y 20 céntimos la manta por kilo).

Sus branquias se extraen del animal y se dejan secar al sol, tanto de las mantas como de las mobulas, una vez secados se envían a China con las que elaboran una sopa, a la que añaden también algo de pescado y ginseng, y solamente se beben el caldo, así que ni siquiera se comen las branquias.
Los argumentos para esto, son que las mantas utilizan las branquias para filtrar el plactón y alimentarse, ellos dicen que si tomas esa sopa te sirve para filtrar tu cuerpo y purificarlo, y de esta manera sanarlo.

Cómo proteger a estos animales: protección global

Ahora por fin las mantas empiezan a tener una protección global y eso afecta al comercio internacional de la pesca estos animales, ya que si no se puede comercializar deja de tener sentido su pesca. Manta Trust junto con otras asociaciones logro en en marzo del año 2013 que las mantas fueran introducidas en la CITES, la Conservación Internacional (Trade in Endangered Species) del comercio de especies en peligro de extinción.

Si hacemos entender a todos los gobiernos del mundo que la principal fuerza para la protección de las mantas es la economía, y se demuestra que vale más un manta viva que una muerta, no tendría sentido pescarla. Por ejemplo, sólo en Maldivas a través del turismo que viene a bucear o hacer esnorkel con ellas genera 8,1 millones de dólares, así como en el resto del mundo que genera 140 millones al año.

manta-raya-1

Investigación sobre las mantas: huella dactilar

Una de las bases de la investigación de las mantas es la identificación de los individuos, se hace principalmente a través de las manchas entre las branquias y el vientre, así como las manchas que tienen en la zona de la cola.

Cada individuo tiene unas manchas especificas desde que nacen, son idénticas y únicas para el resto de su vida, esto permite hacer un seguimiento de las mantas vistas en diferente lugares y así seguir estudiándolas e identificandolas.

Como las Mantas de Arrecife se suelen ver normalmente en los mismos lugares, en Maldivas hay registradas y clasificadas más de 3600 mantas, que se han visto un total de 22.000 veces.

Con las fotos de las barrigas se ha creado una base de datos donde se incluyen todos los avistamientos de los individuos y la localización, de esta manera somos capaces de crear un patrón lógico de migraciones estacionales, movimientos locales diarios, tamaño de la población y hábitos alimenticios y de limpieza.

Por esta razón, cuando veamos mantas estaría muy bien intentar hacer una foto para ayudar a Guy y ver qué nos cuenta sobre ella, quizá hasta podemos encontrar alguna nueva.

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *