Experiencias de los buceadores a bordo de un crucero de SubMaldives / Blog

Experiencias de los buceadores a bordo de un crucero de SubMaldives

Con este nuevo post inauguramos una nueva sección en nuestro blog dedicada a las experiencias a bordo a través de los buceadores que nos acompañan cada semana. De este modo os acercaremos el buceo en Maldivas y os contaremos  a través de sus ojos la vida a bordo, los avistamientos de cada semana como los tiburones ballena o las mantas y las sensaciones que cada uno de ellos ha vivido en el Southern Cross, uno de los barcos de Submaldives.

Comenzamos nuestro diario de a bordo con las palabras de los buceadores del Crucero del 18 de Agosto:

“Después  de 22 años buceando por todo el mundo hoy he cumplido un sueño largamente acariciado: ver al tiburón ballena en su hábitat natural. No ha sido en un acuario ni en un parque temático. Ha sido en Maldivas de la mano de Judith y Eva, en el crucero Southern Cross, del que me llevare uno de los recuerdos más emocionantes de mi vida. No fue posible verlo o no tuve la suerte de verlo ni en Thailandia, ni en Caribe, ni en Mar Rojo, pero por fin el sueño se materializo y aunque fue corto fue muy intenso y emocionante. Gracias chicas, de corazón.”

Concha Repiso.

—————————

Me temo que todo lo que se escriba aquí vá a ser mas bien poco, pues no hay palabras para describir todo lo que me ha sucedido, ya que he tenido la inmensa suerte de ver todo lo que quería: tiburones, mantas, y como no…mi querido y ansiado “ballena”; pero lo mejor, es que encima me he encontrado con gente guapa de corazón, atenta, simpática, y con la misma ilusión que el primer día. Gracias a todos, gracias a mis niñas, Judith y Eva, y al resto de la crew; os quiero, y espero volver, SI, o SI…..!

Susana Dominguez

—————————

Este viaje ha sido un sueño desde el principio hasta el final Ha superado todas mis expectaciones. Por fin he logrando compartir aguas  con los tiburones muy de cerca, y pudiendo observarles en su estado natural,  en una nocturna con las nodrizas que se pasaron a mi lado rozando me, fue una sensación maravillosa! Las mantas son tan bellos con una elegancia imposible de imitar. Realmente no tengo palabras para describir las emociones que he sentido a bordo del Southern Cross con Judith, Eva, Hassan y todo el equipo. Los compañero de viaje han sido fantásticos nos hemos pasado muchismas buenos ratos con fiesta incluido, la cual será inolvidable!!! Estas inmersones se encuentran entre los mejores de mi vida. Gracias gracias…..Helena Fernández

  • Esto es  lo que comúnmente se conoce como un viaje OP (hOstia Puta), ¿por qué?
  • El entorno es un paraíso tanto para los paisajes de arriba como de abajo.
  • El barco, su tripu y nuestra “sufrida” guía (Eva) y sus “torturados” breefings son todos una maravilla, amables y un cielo.
  • La “jefa” es una de las personas que más hemos visto disfrutar y que más nos ha hecho disfrutar en el agua y fuera de ella.

Es la segunda vez que venimos y teníamos cierto “temor”, dado que la primera vez, fue una experiencia increíble y como se suele decir “segundas partes nunca fueron buenas”, pues como toda regla tiene su excepción, esta no iba a ser diferente, no sólo hemos cubierto las pre-expectativas sino que han sido superadas con creces.

MUUUUUUUCHAAAAAS GRAAAAACIAAAAAAAAS!!

Inés & Ángel

—————————

Maldivas, archipiélago de islas al sur de Sri Lanka y al oeste de la India. Siempre se oyen maravillas de este país, pero siempre las sueles oir de parejas que se han pasado una luna de miel de ensueño en un resort de lujo.

Hace un año que vine por primera vez a Maldivas, esta semana ha sido mi segunda vez… no, no me he casado dos veces en dos años, yo soy de esas personas que creen que un país de 1200 islas hay que verlo de la forma mas natural posible, desde un barco. Si añadimos a esto que soy un enamorado de la naturaleza, de los animales y del buceo, la ecuación es perfecta.

Esto me lleva al Southern Cross, a Hassan, a Judith, a Eva, a Sara y a toda la tripulación de este maravilloso barco. Es mi segunda visita y no será la ultima. Gran parte de la responsabilidad de esta adicción a este país, a sus vistas y a sus fondos. Estas personas y este barco son el mejor regalo que puede hacerte la vida para pasar unas vacaciones y para crecer como persona conociendo a grandes personas.

Y esto es asi porque todos ellos aman su trabajo, eso hace que disfruten cada minuto que le dedican a sus clientes, amigos y clientesamigos.

Solo puedo decir gracias por hacerme feliz y por desconectar mi cabeza del mundanal ruido en esta semana.

Besos.

Marco

 —————————

Para mi ha sido una experiencia que no olvidaré en la vida por diversos motivos;

El primero, llegue al Southern Cross con tan solo veinte inmersiones y me voy con un Master de buceo. Es el primer crucero de vida a bordo que hago y me ha fascinado. Maldivas es un paraíso lleno de vida submarina y Judith y Eva nos han llevado de la mano por los mejores senderos. Encontrar al Tiburón Ballena fue una experiencia inexplicable pero ver 20 tiburones a nuestro alrededor o a las señoras del océano; las mantas es otra de las imágenes que se quedarán grabadas en mi memoria.

Y el segundo motivo es porque en la cubierta del Southern Cross  con un cielo estrellado como no había visto nunca,

me pidió matrimonio el amor de mi vida.

¡¡Gracias a todo el equipo  del Southern Cross que ha hecho posible que este sueño haya sido tan dulce!!

Carolina Peinado.

—————————

Esta ha sido mi segunda vez en Maldivas. La primera vez fue en febrero de 2006, era la primera vez que venía a este maravilloso país donde lo más bonito no está en la superficie sino debajo del agua, en aquella ocasión conocí el Southern Cross, un barco excelente con un guía magnífico, Hassan, y una tripulación maravillosa. En esta ocasión he vuelto al Southern Cross, 6 años más tarde, una vez más, Judith, Hassan, Eva, Sara, y Hussen han hecho que olvide la rutina diaria y el estrés de la ciudad y me sumerja en estas maravillosas aguas llenas de mantas, tiburones, águilas de mar, napoleones, toda la vida de arrecife que tu imaginación pueda crear y, por supuesto el increíble y maravilloso TIBURÓN BALLENA. En este entorno tan maravilloso he revivido de nuevo el viaje que realicé en 2006 y, cosa difícil cuando has idealizado un viaje durante años, esta vez ha sido incluso mejor. Hasta he aprovechado para entregar un anillo al amor de mi vida. ¿Quién da más?

Gracias a toda la tripulación del Southern Cross por su profesionalidad y su atención durante todo el viaje, están pendientes hasta de los detalles mínimos para que el viaje sea inolvidable y sin duda para mí lo será.

Luis Domínguez

—————————

Con paracaídas aterricé en este safari náutico a bordo del Southern Cross. Con paracaídas porque en esta ocasión viajo solo, algo habitual en mí en el terreno profesional pero inusual cuando se trata del tiempo de vacaciones. También con paracaídas porque apenas contaba con doce inmersiones desperdigadas en estos dos últimos años, las últimas hechas a la carrera apenas una semana antes de esta aventura.

A lo largo de esta semana, y a pesar de no contar con cámara subacuática, son numerosas las imágenes espectaculares que han quedado grabadas en mi memoria. Estoy seguro que permanecerán ahí durante mucho tiempo, quizás para siempre. El fondo marino, sus arrecifes y los animales que lo habitan son de una belleza indescriptible, por eso hay que bajar a verlo mejor que contarlo. Hay tres cuartas partes de este planeta que le confieren el nombre de planeta azul y sin embargo constituyen un mundo desconocido y lleno de misterios. No se puede respetar y proteger lo que no se ama y no se puede amar lo que no se conoce.

Gracias a las personas que me han cogido de la mano y han hecho de guías durante estas 18 inmersiones. Por su profesionalidad, experiencia y humanidad he podido disfrutar de lugares, seres y momentos que nunca pensé en conocer. Gracias a Hussee, Sara y Judith por hacerlo posible. Mi gratitud especial para Eva, una gran profesional y apasionada del mundo de ahí abajo, también una gran persona en el mundo de aquí arriba

Javier Villanueva

Pamplona

Una respuesta a “Experiencias de los buceadores a bordo de un crucero de SubMaldives”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *