Inmersiones Nocturnas

No hay buceador, por muy experto que sea, al que no sorprenda y conmueva una inmersión nocturna

BUCEAREMOS CON MANTAS DE NOCHE

No hay buceador, por muy experto que sea, al que no sorprenda y conmueva una nocturna rodeado de mantas. Esta inmersión que se realiza en las rutas nocturnas, se desarrolla en una laguna a 8 metros de profundidad y demuestra la capacidad de aprendizaje de estos animales, que son el pez con el cerebro más grande. Se coloca un potente foco en la popa del barco que atrae una gran cantidad de plancton. El plancton es precisamente el alimento de las mantas que responden de manera extraordinaria al instinto más importante de cualquier animal: alimentarse.

Dada la gran necesidad de alimento que tiene un animal grande como una manta, el comportamiento de éstas viene marcado muy intensamente por su manera de alimentación, hasta el punto de que una manta ante una gran concentración de plancton se concentra sencillamente en comer tanto como pueda, ignorando prácticamente todo lo que pase a su alrededor incluso al buceador, tan ajenas estan las mantas a nuestra presencia que incluso nos rozan en sus idas y venidas, sólo hay que preocuparse de abrir bien los ojos para disfrutar de una experiencia mágica que llega a emocionar hasta las lágrimas.

CON TIBURONES NODRIZAS

En las rutas nocturnas, la inmersión con tiburones nodriza es especial porque tiene lugar bajo un pantalán de carga de un resort Maldivo. Podemos caer en la tentación de pensar que tan cerca de las costa y a tan poca profundidad no debe haber especialmente llamativo, pero la realidad es otra bien distinta, pues a lo largo de los años los tiburones nodriza, pastinacas, medregales y en general los grandes habitantes del arrecife han aprendido que la llegada de un barco al pantalán puede significar la caída de comida al mar, de modo que en cuanto nos oyen llegar se acumulan literalmente bajo el dohni de buceo.

Al tirarnos al agua la actividad es frenética. Los tiburones nodriza y los medregales gigantes nos rodean y nos apartan para poder pasar, la adrenalina se dispara y los animales consiguen contagiarnos su frenesí porque todo sucede muy rápido y hasta inquietantemente cerca… Un espectáculo único en el mundo submarino.

CON TIBURONES DE PUNTAS BLANCAS

Como parte de las rutas nocturnas, esta inmersión se desarrolla principalmente en la parte superior de una thila. Es habitual encontrar corriente, así que se trata de descender a una profundidad de seis y ocho metros e instalarnos en el fondo para disfrutar de la función. Protagonistas principales, los tiburones punta blanca, las morenas, y algunas pastinacas en su momento de mayor actividad, la cena. Disfrutar de verlos cazar es una experiencia fantástica por muchas veces que uno haya tenido la oportunidad de vivirla. Sentados en la primeras filas del patio de butacas solo tenemos que preocuparnos de no perder detalle de todo lo que sucede a nuestro alrededor.

Y CON EL TIBURÓN BALLENA

Este es uno de los secretos que alberga el Gran Sur de Maldivas. En un lugar en el que increíblemente pueden verse buceando hasta 15 especies diferentes de tiburones, una de las experiencias más sorprendentes que podemos vivir es la aparición en la popa del barco y de noche de uno o más tiburones ballena comiendo tranquilamente.

Este enorme pez, el mayor de la tierra, necesita para su alimentación tal cantidad de plancton que es capaz de filtrar hasta 6.000 litros de agua por hora a través de su boca de hasta 1,4m de tamaño. En una de las lagunas de fondeo en el sur de Maldivas, la luz de barco por la noche atrae una gran cantidad de plancton y éste, a su vez, atrae a los tiburones que permanecen tranquilamente en la popa del barco comiendo durante horas. Muchas veces lo hace incluso en posición vertical, con la boca hacia la superficie, porque de este modo al absorber el agua no se desplaza y no se aleja del alimento.

Con tu máscara y tus aletas podrás nadar tranquilamente a su alrededor y disfrutar de este increíble encuentro que puede considerarse único en el mundo, ¡como tantas otras cosas en Maldivas!